miércoles, 27 de enero de 2010

Aprendiendo a ser padres

A continuación os invitamos a ver con detenimiento un programa que pretendende resaltar la importacia de la inteligencia emocional en la educación de los hijos, a cargo de Eduard Punset, muestra en su programa REDES una entrevista a Jay Belsky

Nació el 7 de julio de 1952 en Nueva York, y se crió en Long Island. Pasó toda su infancia y adolescencia trabajando en el bar que sus padres tenían en el centro de Manhattan, y soñando con enrolarse en la academia militar de West Point.

Sin embargo, después de ser aceptado en la academia, cambió de opinión porque pensó que la Guerra de Vietnam fue una equivocación. Se matriculó en la escuela diplomática de la Georgetown University, pero dos años después estaba decepcionado y con una «clásica crisis de identidad» que se resolvió al tropezar en el Campus con un compañero que iba acompañado de un grupo de preescolares. Su colega era voluntario en la guardería del campus, y Belsky descubrió su vocación.
Cambió al Vassar College, impulsado por su incipiente interés en la infancia y con la idea de convertirse en profesor de guardería. Pero le entró curiosidad por la investigación y acabó graduándose en la Cornell University en 1974. En 1978 se doctoró en Desarrollo Humano y Estudios de la Familia.
El doctor Belsky fue profesor en la Penn State University hasta el año 2001. Desde entonces, dirige el Institute for the Study of Children, Families & Social Issues en la Universidad de Londres. En la actualidad está considerado un investigador internacionalmente reconocido en el campo del Desarrollo Infantil y los Estudios de la familia. Sus áreas de especial interés son los efectos del cuidado en guarderías, las relaciones entre padres e hijos durante la infancia, la transición a la paternidad, la etiología del maltrato infantil y las bases evolutivas. Ahora está implicado en el multimillonario estudio SECC y en un estudio longitudinal con 1000 jóvenes de Nueva Zelanda que han sido estudiados desde que tenían 3 años.

Al final de la entrevista Eduard Punset resume en definidas cuentas la importacia de la inteligencia emocional en el cuidado de los más pequeños: "Lo que hemos descubierto y eso todavía no se sabe en la calle de manera suficiente, es que una gestión deficiente privada de cariño y de inteligencia de las emcociones de un niño en edades muy cortas, inciden de manera directa en el comportamiento de este niño cuando es adulto".






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada